Quiero una cita

¿El tamaño importa?