Es un método anticonceptivo seguro y eficaz que sirve para evitar temporalmente un embarazo.

Está elaborado de plástico flexible, tiene una rama vertical y una horizontal a manera de T. La rama vertical está rodeada de un alambre de cobre, que impide el paso de los espermatozoides.

Se coloca dentro de la matriz, mediante un tubo especial diseñado para ello.

Existen dos tipos de dispositivos intrauterinos:

  • T de cobre estándar: Para mujeres que ya han tenido hijos.
  • T de cobre para mujeres nulíparas:  Para mujeres que aún no tienen hijos y el cual es de divisiones menores.

Su acción anticonceptiva de cobre se encuentra limitada a la cavidad uterina, reduce la posibilidad de que el espermatozoide fertilice al óvulo.

Si se aplica correctamente, la efectividad anticonceptiva es del 98%.

Puede aplicarse durante la menstruación o en cualquier momento, el dispositivo no requiere cambios frecuentes ni de periodos de descanso. Deberás acudir a revisión al mes de la aplicación, después a los 3 meses y posteriormente cada año durante el tiempo que dura el efecto anticonceptivo.

El dispositivo no produce cáncer, no se encarna en la matriz y no causa infecciones vaginales.