¿Qué tanto debe saber mi hijo de sexualidad?

La educación sexual de nuestros hijos es una de nuestras responsabilidades y es a la vez uno de los temas que más temor nos causan a los padres, ya que llegado el momento, la lengua se  traba,  se tartamudea, quizá hasta se sude, depende que tanto nos hemos preparado para el tema, es indispensable  responder a su curiosidad ya que les da la seguridad que ellos están buscando para su desarrollo. Los padres nos hacemos preguntas como: ¿Puede ser peor si les hablo antes de tiempo? ¿Tengo que evitar decirles ciertas cosas? ¿Si  hablo de ello puedo hacer que quiera probarlo? Hablarlo con naturalidad desde pequeños, estando atentos a su madurez emocional e intelectual, evitando adelantar contenidos que pueden entenderse con más facilidad más adelante, les ayudara a tener un desarrollo integral.

 

Diferencia entre sexo y sexualidad

Muchas veces se habla de sexo y sexualidad como si fueran sinónimos pero no lo son, por lo que es importante empezar haciendo esta distinción.

¿Qué es el sexo?

El sexo es todo aquello que está involucrado con los genitales y está muy relacionado con la reproducción humana.

¿Y la sexualidad?

La sexualidad se relaciona con el desarrollo psicobiosocial del individuo. Se trata de un elemento básico de la personalidad, un modo de ser, de manifestarnos y comunicarnos con los otros. Se incluye nuestra anatomía sexual y reproductiva pero también otros factores como:

• Sexo biológico: masculino, femenino o intersexual.
• Género: niño, niña, hombre, mujer, transgénero, etc.
• Orientación sexual: Heterosexual u homosexual.
• Identidad sexual: como nos sentimos respecto a nuestro género u orientación sexual.
• Imagen corporal: Cómo nos sentimos con respecto a nuestro cuerpo.
• Deseos: pensamientos y fantasías.
• Filias eróticas: fetichismo, gusto por la pornografía, comportamiento sadomasoquista, etc.
• Vida emocional y familiar.
• Cultura y educación.

Por lo tanto la sexualidad se comienza a educar desde que nacen nuestros hijos, se educa con caricias, muestras de afecto, contacto de piel a piel. El contacto corporal y a comunicación con las figuras de apego del bebe, pueden ser decisivos para una sana sexualidad.

Es claro que desde pequeños no podemos explicarles el acto sexual en sí, pero es una oportunidad de introducir valores profundos como el respeto a ellos y a los demás, la importancia del amor y que los actos tienen consecuencias.

Hablar de sexualidad puede ayudar a prevenir abusos, aumentar su autoestima evitar problema de ansiedad, relacionados con el tema más adelante, a que sepan que la sexualidad es positiva y ayuda a relacionarse con los demás.

Por lo tanto la sexualidad se comienza a educar desde que nacen nuestros hijos, se educa con caricias, muestras de afecto, contacto de piel a piel. El contacto corporal y a comunicación con las figuras de apego del bebe, pueden ser decisivos para una sana sexualidad.

Es claro que desde pequeños no podemos explicarles el acto sexual en sí, pero es una oportunidad de introducir valores profundos como el respeto a ellos y a los demás,  la importancia del amor y que los actos tienen consecuencias.

Hablar de sexualidad puede ayudar a prevenir abusos, aumentar su autoestima evitar problema de ansiedad, relacionados con el tema más adelante, a que sepan que la sexualidad es positiva y ayuda a relacionarse con los demás

Lista de cosas que deben saber nuestros hijos sobre la sexualidad

  1. Su cuerpo es hermoso, Deja que exploren su cuerpo. Desde muy pequeños niños se hacen tocamientos a sus genitales, alrededor de los 2 años, es normal y se trata de autoexploración. Si se los prohíbes lo vivirán como que es malo y desagradable hacerlo, la sugerencia es permite que lo hagan pero diles que es íntimo y que es mejor hacerlo en privado. La forma en que se relaciona con su cuerpo tendrá repercusiones en su vida sexual adulta.
  2. Practica el amor a tu cuerpo, con hábitos sanos, alimentación, aseo, auto aceptación a las diferencias entre los cuerpos.
  3. Los cosas por su nombre. El nombre de nuestras partes íntimas, el pene es pene, no cosita, es importante que se hable de naturalidad de ello.
  4. El amor es bueno y hace sentir a las personas queridas y seguras.
  5. En la pre adolescencia los cambios que existirán en su cuerpo. Sus cambios físicos y emocionales, menstruación, sueños, húmedos, etc. Los métodos anticonceptivos , enfermedades de transmisión sexual

La lista de cosas que no deben saber nuestros hijos sobre la sexualidad.

Ideas erróneas.

  1. Que la sexualidad es mala y se reduce al ámbito de genitalidad.
  2. Que es un tema prohibido. Es un tema que se debe hablar en casa con naturalidad.
  3. Que el cuerpo es un objeto. Lejos de lo que se muestra en la sobre exposición de muchos medios, como anuncios o videos.
  4. Las experiencias sexuales de los padres
  5. Sitios de pornografía

Tips para hablar con nuestros hijos:

1 .La información a cuenta gotas, no des información de más

El termómetro es  preguntar por ejemplo: ¿Dónde escuchaste eso? Eso te dará el nivel de información que tienen y el nivel de respuesta que se puede dar. Las respuestas los más cortas y simples posibles. Y podemos concluir con un ¿Respondí tu pregunta? Para que no se quede con dudas.

 2. Contesta todas sus preguntas.

La charla con los hijos sobre sexualidad aumenta la intimidad y la afectividad entre ambos, abrir caminos para que se pueda discutir en casa sobre todo y dar al niño la seguridad de que piense que “voy a preguntar a papá y a mamá porque ellos siempre me contestan”.

3. Lo más importante es la actitud al contestar.

Más importante que responder a tu hijo cuando surjan las preguntas sobre la sexualidad, es la actitud que tendrás al contestarlas. El tono de la voz, la seguridad en las informaciones, el hecho de estar o no tranquila, es captado por el niño en forma de información.

4. La famosa charla sobre la sexualidad es cosa de pasado.

Ese gran momento para hablar con nuestros hijos sobre la sexualidad es cosa del pasado, aprender  de este tema  no es algo de una sola sesión, se trata de un proceso natural y gradual, se responde cuando se pregunta.

5. Cuidar la intimidad.

Decirle a tu hijo que así como él tiene dudas y se acercó a ti para contestarlas, lo cual agradeces, las preguntas que sus amigos tienen acerca de estos temas las haga a sus padres. Esto permitirá respetar la intimidad y los valores de cada familia respecto a este tema.

6. Hablarles de sexualidad no lleva a practicarlo antes,

Al contrario, es más probable que un hijo con información posponga las relaciones que uno sin.

La forma en cómo te relacionas tú con tu sexualidad tendrá mucho que ver con la forma en cómo educas la sexualidad de tus hijos. Tú elijes desde el miedo o desde el amor.

WhatsApp ¿Deseas agendar una cita?