Sexo Tántrico

¿Lo has experimentado? 

 

En Asía se ha encontrado desde siempre el mayor desarrollo de espiritualidad y manejo de la energía en el mundo, prácticamente para muchos de los occidentales estás prácticas y posturas filosóficas nos resultan extrañas, abstractas y difícil de comprender, por ello es por lo que las personas que nos dedicamos a informar de temas tan específicos como la sexualidad, siempre dedicamos parte de nuestra labor, a explicar la manera como viven los orientales estas actividades.

En este caso quiero hablarles del sexo tántrico, esta palabra viene de 1 vocablo de la antiquísima y sagrada lengua de la India, en la cual “tantori” significa tejido, y a su vez “tan” significa expandir, entonces podríamos filosóficamente decir que el sexo tántrico es una forma con la que se pueden entreverar a los cuerpos para expandir el ser.

 

Siendo un poco más pragmáticos, el sexo tántrico tiene varios aspectos bastantes distintos al sexo como lo conocemos en occidente, algunos de esos aspectos son:

Placer corporal: en el sexo tradicional el placer reside básicamente en la eyaculación, en el sexo tántrico se busca estimular progresivamente al cuerpo para conseguir un placer “más estable” y reducir la efervescencia del placer del orgasmo.

Duración del sexo: el promedio del coito suele ser de entre 7 a 13 minutos, y con eso la mayoría de las parejas americanas quedan satisfechos, sin embargo, con el sexo tántrico puedes durar incluso horas en el mismo acto sexual. Esto puede alargar los encuentros considerablemente, incluso, es una solución para la fantasía de durar todo el día teniendo sexo, que es más común de lo que podría parecer.

 

Finalidad biológica: el sexo aquí, en asía y en cualquier otro continente, está biológicamente diseñado para la reproducción humana, sin embargo genera placer, sin embargo en el sexo común busca el placer instantáneo, acompañado de un beneficio psicológico inconsciente, este puede ser con finalidad megalómana o de reproductiva (recordemos que es placer inconsciente), por otra parte en el sexo tántrico, realmente lo que se busca conscientemente es el placer, placer y más placer, y por la parte esotérica, se busca establecer o mejorar la conexión entre las almas de las personas.

Beneficio más allá del placer: En el sexo como lo recomendamos practicar los sexólogos en esta parte del mundo, busca mejorar la comunicación entre las personas, y es que realmente la actividad sexual sí mejora la comunicación corporal entre dos personas, además de que esto ayuda al proceso de autoconocimiento de cada uno. En el caso del sexo tántrico, además de todo lo anterior, también sirve como ejercicio de meditación, es decir ayuda a enfocar la atención, la concentración y la disciplina para cumplir actividades de baja actividad física.

 

Además, también interviene otro tipo de comunicación con tu pareja, ya que, para desarrollar toda la sesión de masajes y caricias, típicas de esta modalidad, debemos comunicarnos verbalmente con nuestra pareja y saber que les gusta y que no les gusta, en caso de que no lo sepan o no lo tengan tan claro, siempre es bueno explorarlo y experimentar.

Existen muchos “manuales” y libros de consulta con los cuales se puede aprender de esta práctica, sobre todo los materiales que integran la filosofía Zen y la sexualidad. Te invito a darte el permiso de tomarte un tiempo para explorar el sexo tántrico y descubrir un mundo nuevo de posibilidades sexuales.