¿cómo cambia el olor?

¿cómo interfiere para la erotización?

Nuestros sentidos están alertas siempre, más en momentos particulares como el encuentro sexual en pareja. El placer inicia con la mirada, se enciende con el tacto y nos lleva a la cima al momento de oler a nuestra pareja.

El pH naturalmente ácido y la presencia de bacterias saludables que evitan infecciones, son indicadores de una vagina sana. El olor de nuestra vagina está en relación con nuestro pH, sabemos que el aroma de cualquier perfume se verá afectado por el balance del pH.

Cuando el olor se vuelve incómodo o muy penetrante puede ser la presencia de infecciones vaginales graves o alguna enfermedad de transmisión sexual, en esa situación tendrás que acudir con tu ginecólogo.

Entonces, la presencia de malos olores puede causar una baja en la libido, el rechazo, incluso aversión.

Para evitar esos malos olores se recomienda:

  • Reducir el consumo de especias en las comidas.
  • Reducir o evitar el consumo del alcohol y del cigarro
  • Reducir el consumo de carnes rojas.
  • Evita el consumo del brócoli y los espárragos.
  • Procura no usar ropa demasiado ajustada y de preferencia que sea de algodón, eso ayuda que tu vagina tenga buena respiración.

Es importante que observes los flujos vaginales, su color, su textura y, por supuesto, su olor.

Ahora, además de los buenos hábitos de higiene, la depilación del vello púbico, tampoco en exceso, ya que se pueden eliminar las bacterias saludables, te ayudarán a que el aroma natural de tu vagina regrese.

Te recomiendo comer frutas en porciones adecuadas, en especial la piña por sus propiedades ácidas; también el consumo de yogurt natural por sus bacterias sanas.

Te recomiendo para el lavado vaginal el uso de vinagre de manzana por sus propiedades antisépticas y antibacteriales. Debes mezclar dos cucharadas de vinagre en un vaso de agua y hacer lavados frecuentes hasta que el mal olor desaparezca.

Recuerda que un delicado aroma natural es estimulante para esos momentos de erotización.