1. Menores muestras de cariño.

La falta de besos, abrazos y otras muestras de afecto impacta profundamente a la relación y en el bienestar psicológico de la pareja. Esto es un indicador de que puede existir una infidelidad, pero recuerda que no es una regla, no porque pase esto significa que tu pareja es infiel, son solamente consejos e indicadores de que la relación no va bien.

La etapa de comerse a besos en cualquier lugar a llegado a su fin. Es algo normal, pero un cambio radical en la actitud de tu pareja puede ser una clara señal de que tu pareja ya no siente lo mismo por ti y está con alguien. Las personas con incertidumbre sobre sus relaciones y que reciben poco cariño albergan emociones pesimistas con respecto a su futuro amoroso.

2. Poner excusas para poder estar a solas.

De pronto decide hacer en solitario tareas que antes hacían juntos sin problema y te da la sensación de que quiere deshacerte de ti. Parece que alguien empieza a sobrar en sus planes y esa persona eres tú. Por ejemplo, si antes iban juntos en coche a todas partes y de repente conducir a solas es lo que más le gusta o se excusa en que no le acompañes, porque te vas a aburrir o que no tarda y sí se tarda, debemos tener cuidado con esas actitudes.

3. Rejuvenece de la nada, vuelve a tener 20 años.

Cambios relativamente radicales en la forma de vestir, mostrar un repentino interés por el grupo musical de moda, el festival, el videojuego y redes sociales. “Tener una aventura puede hacer que la gente se sienta de nuevo joven e impulsiva y que lleve a otras conductas”. Empieza a hacer ejercicio, sin que fuera un hábito, busca estar en forma y se arregla mucho más pero sin que a ti te agrade, parece que sólo lo hace por sí mismo y no toma en cuenta tu opinión sobre este tema. Se vuelve muy tecnológico y actualizado, tiene muchísima nueva información y nuevos gustos que no son de su generación. Utilizar expresiones y vocablos que no había dicho nunca.  “Si pasa suficiente tiempo con su amante terminará por recoger algunas de sus expresiones”.

4. El uso del celular.

Esto es realmente difícil, ya que todas las personas merecen tener privacidad. No importa qué tan cercana seas a tu pareja no tienes el derecho de revisar su teléfono. Otro de los signos más evidentes que pueden señalar que tu pareja te engaña es que últimamente esté mucho más pendiente del celular. No sólo eso, si no que se pone nervioso o nerviosa cuando le pides el celular, cambia de pantalla cuando te acercas o va a hablar a otro lado para que no escuches. Al contrario del punto anterior cuando está contigo no toca el celular, lo pone boca abajo y nunca suena, parece que está en modo avión o apagado porque nunca suena, Mándale mensajes a tu pareja cuando estés con ella o él y si no suena es un indicador de que tiene las notificaciones en silencio o, peor aún, está en modo avión, precisamente para que no entren esos mensajes y llamadas de la otra persona.

5. Los cambios en su higiene personal.

Usa un nuevo perfume o se baña varias veces al día y antes no lo hacía, tiene un nuevo aroma, nuevo corte de pelo, usa muchos más productos de belleza y comienza a cambiar su estilo sin pedir opinión. Cuando llega contigo enseguida se mete a bañar.

6. La Proyección.

Empieza a ser cada vez más crítico contigo o te culpa de estar engañándolo, incluso cuando no lo haces. Esta es una manera de ponerse a la defensiva para hacerlo sentir mejor acerca de lo que está haciendo.
Una persona está obligada a tener ansiedad y cambios de humor cuando tratan de ocultar algo a un ser querido. Y trata de adjudicarte esos cambios de humor. Si comienzas a notar que tu pareja tiene más cambios de humor que de costumbre, es necesario que tengan una charla para asegurarse de que no exista nada en particular que los moleste.

7. Tiene nuevos intereses.

Atentos si tu pareja comienza a hablarte de temas que hasta entonces no le habían interesado en absoluto y que además no explica muy bien de dónde viene tal interés ni tal cantidad de información. Cuidado esto es un foco rojo al cual debemos de poner atención. Pero cuando te quieres sumar a estos nuevos intereses estos nuevos hobbies, tu pareja toma una actitud de defensa, de que quiere hacer eso sólo o con sus amigos. Tenemos que tener cuidado porque si alguien te ama, te quiere cerca para poder compartir esas nuevas experiencias y no al contrario.

8. Siempre está a la defensiva. 

Las personas que engañan viven a la defensiva todo el tiempo, es por eso que cualquier comentario se convierte en una discusión fuera de proporciones imposible de solucionar.
Si resulta que sale a tema alguna relación que no funcionó (amigos, familiares etc.) Tu pareja le quita importancia al acto de infidelidad con los clásicos “no era un matrimonio feliz”, “estas cosas pasan”, “se veía venir” …

9. Se queda en blanco, un perfil pensativo.

Cuando tu pareja se mete en un lío de mentiras y engaños, llega un punto en el que puede comenzar a olvidar qué excusas te ha estado poniendo y ponga cara de circunstancias ante la mínima cuestión. “Su cerebro está frito con los detalles de las mentiras y excusas que te ha dicho y hecho.”

10. Deja de interesarse en el sexo.

Si tu pareja repentinamente deja de sentir atracción física por ti, esto puede ser un indicador de que esté viendo a otra persona con la que ahora disfruta más la parte sexual que contigo. No es una regla, pero si es un foco rojo que nos tiene que llamar la atención.