8 SEÑALES DE QUE ESTÁS EN UNA RELACIÓN DE CODEPENDENCIA.

La relación perfecta no existe. Si algunas de las siguientes señales te suenan muy familiares, ya es hora de reflexionar si el nivel de codependencia que tienes con tu pareja terminará destruyéndolos a los dos. A mayor cantidad de síntomas acumulados, mayores posibilidades de que el final no sea feliz. Aquí están las ocho maneras más comunes para identificar si estás en una relación de codependencia (y puede que no lo sepas):

  1. No puedes vivir sin la otra persona.

Me imagino que esto te parece romántico, pero no lo es, es apego, lo cual es diferente a una conexión. No es sexy y no es gratificante. Reconoce tu  integridad y plenitud para que puedas disfrutar verdaderamente a la otra persona en tu vida en vez de ser media persona que está incompleta sin alguien más; tu eres el pastel – todo lo demás es adorno

  1. Tu amor es condicional.

Lo más probable es que te encuentres en una relación codependiente porque con ella quieres llenar un vacío existencial. Por ejemplo, si necesitas sentirte necesario(a), entras en relaciones con gente que no tiene ni estabilidad ni salud emocional y te mantienes en ellas para ver su cambio. Lo que te interesa es que se conviertan en quienes tú crees que deben ser…no los aceptas por quienes son en realidad.

  1. No te sientes libre.

Amor es libertad. Reglas y restricciones son miedo. Debemos hacer lo que queramos hacer, no lo que la otra persona quiere que hagamos.

  1. Eres celoso, posesivo y controlador o lo es tu pareja o ambos.

Quieres saber y formar parte de todo lo que tu pareja haga. No se te escapa nada ni nadie. Quieres tener el control de todas las situaciones referentes a tu pareja y muchas veces te llegas a ocupar hasta de temas muy personales como la ropa o la agenda diaria.

  1. Sientes que no mereces algo mejor y tienes miedo a la soledad.

La gente se queda en relaciones equivocadas por todo tipo de razones. En el caso de los dependientes es porque creen que no van a encontrar nada mejor si terminan con la relación que tienen en el momento. Miran con pesimismo un futuro sin esa persona que los hiere constantemente y hasta en ocasiones se culpan a sí mismas de su drama en materia amorosa.

  1. No tienes vida propia.

Es normal que cuanto te enamoras solo tengas ojitos para esa persona. Pero es importante realizar un esfuerzo para no aislarte y tener vida más allá de la pareja: hobbies, amigos, familia. Eso te convierte en una persona encantadora y plena

  1. No te sientes libre.

Amor es libertad. No Reglas y restricciones eso se llama miedo. Debemos hacer lo que queramos hacer, no lo que la otra persona quiere que hagamos.

  1. Controlas los resultados y las situaciones.

Cuando estamos controlando a la otra persona o como las cosas se desarrollan, estamos viviendo en miedo y no en amor.  Sométete a la relación, sométete al proceso de la otra persona y a sus elecciones y confía que todo se desarrollara a la perfección si permites que eso ocurra.

Asimismo, las personas en una relación codependiente tienen un alto miedo a la soledad y muchas veces es ésta la raíz del problema. Si crees que estás en una relación de codependencia, no te eches a morir. Para éste, como para tantos otros problemas en la vida, existen soluciones viables y a la mano. Busquen ayuda juntos. Pero si tú pareja no reconoce problema alguno en la relación, tal vez ya sea hora de dejarla ir…por el bien de los dos.

La Codependencia: ¿una adquisición de la infancia?