4164 4270 / 4164 4271 contacto@centrohumanista.mx

6 CLAVES PARA SALIR DE UNA RELACIÓN CODEPENDIENTE.

En este tipo de relaciones los miembros de la pareja no solo son adictos a la dependencia hacia el otro, sino que, además, necesitan ayudarle y preocuparse constantemente para sentirse bien. Es decir, se olvidan de sí mismos y focalizan toda su atención en el otro.

En consecuencia, mostramos algunas claves para salir de una relación codependiente. Así, podrás reconocer mejor el origen del problema y saber qué hacer si te encuentras en esta situación.

RESUELVE TUS CONFLICTOS Y PERMITE AL OTRO APRENDER A RESOLVER LOS SUYOS.

Al convivir con alguien durante un largo tiempo las personas tendemos a involucrarnos en la vida del otro y al ver que la pareja, familiar o amigo está sufriendo o tiene problemas, es fácil pensar en resolver sus conflictos para que así se sienta mejor, sin embargo, se perjudica más que ayudar al negarle la oportunidad de resolver sus propios conflictos y de facilitar su autonomía, además por darle prioridad a los problemas de los demás pierdes de vista los propios.

HAZ CONSCIENCIA DE QUE EL CUIDADO EXCESIVO HACIA EL OTRO TIENE QUE VER CON UNA NECESIDAD TUYA Y NO DEL OTRO.

Algunas personas sienten la necesidad de controlar todo y esto incluye a la pareja, este dominio del otro está cubierto por una atención y preocupación desmedida por el ser querido, sin embargo, el trasfondo de ello, refleja un miedo incontrolable a que este los abandone o se aleje.

RESPETAR SUS ESPACIOS 

Parte del controlar a la pareja es la necesidad de saber dónde y qué está haciendo el otro en todo momento, por ello es importante definir con anterioridad los espacios y los tiempos de cada uno, esto ayudará a remarcar la identidad de cada miembro de la relación e irá reduciendo la angustia de estar separados.

FIJARSE METAS Y CUMPLIRLAS.

Fijarnos metas nos ayuda a mantener la autonomía y a crecer de forma independiente.

COMPRENDER QUE NO SOMOS PADRES NI HIJOS DE NUESTRA PAREJA.

A lo largo de nuestra vida vamos adoptando diferentes roles sociales, somos hijos, hermanos, padres, estudiantes, trabajadores, etc. Como tenemos diferentes roles es importante saber que nos corresponde hacer y qué no. Por ejemplo, como padres nos corresponde educar a nuestros hijos, y como hijos dejarnos orientar. El problema surge cuando en la familia uno a más integrantes juegan roles que no les corresponde, en las familias mexicanas esto  es muy común ya que uno o ambos padres trabajan, al no existir una figura paterna los hermanos mayores tienden a ocupar ese rol, tal vez por necesidad o porque los mismos padres se lo otorgan. Esto genera que como adultos también adoptemos papeles equivocados y queramos convertirnos en los padres o hijos de nuestra pareja es por ellos que adquirimos responsabilidades que no nos corresponde.

ESTABLECER LÍMITES.

Al establecer límites claros, fuerzas a los demás a aprender a tomar responsabilidad de sus propias vidas facilitando la autosuficiencia.

 

WhatsApp chat