Todos en algún momento hemos sentido celos alguna vez, se trata de un sentimiento natural, en la que te sientes amenazado y vives bajo el temor de perder o te engañe la otra persona. De igual forma, existen celos entre hermanos, amigos y muy afincado en la pareja.

El sentirlo en tu relación esporádicamente es algo normal, muchos piensan que es porque la otra persona nos importa y que tu relación está viva. Se vuelve un problema cuando se convierte en algo habitual, dejando de ser sano, para generar en nuestro cuerpo y mente, ansiedad, miedo y por lo tanto malestar psicológico. Al final no se vive como algo seguro y empiezan aparecer discusiones.

Tener celos en la pareja, no es nada compatible a querer más o menos. De tal forma que los celos oponen mucho el significado de amar, más bien lo que realmente se logra con ellos es perjudicar tu relación y cuando sientes celos constantemente sientes mucha desconfianza.

De igual manera, los celos en la pareja destruyen una relación ya que su llegada de manera recurrente te hace ver obsesiva, ansiosa y en algunos casos hacen sacar la violencia que esconde tú pareja.

Con los celos pierdes el control de la conducta, la energía y genera tiempo indagar y sobre todo vigilar a la otra persona, impidiéndole que lleve una vida normal. Te cuesta la concentración en otra cosa y continuamente te imagina que tu pareja esta con otra. Y desde ese momento los celos pasan a ser el centro de la vida en común, determinado sus aficiones y las relaciones sociales.

Después de ir leyendo este post, te estarás preguntando si tienen solución los celos y la respuesta es que sí, antes de comenzar, debes reconocer en ti, que existe y tienes este problema muy marcado.

Recuerda que las personas celosas revisan las cosas personales de la pareja, como celulares, computadoras, ropa, agenda y sobre todo son muy vigilantes del tiempo, cualquier mirada, puede ser motivos de sospecha y toman un actitud grosera y déspota hacia la pareja.

En caso de que los celos se hagan presente debe ser consciente de la situación y el daño que le estás causando a la otra persona, ya que algún momento se cansara de toda esta travesía, la recomendación es hablarlo y poner límites ya que una relación se debe de basar en respeto y la comunicación y, si en algún momento después de hablarlo no se soluciona nada lo mejor es buscar la ayuda de un profesional que te pueda ayudar a encaminar tu relación y los celos a una mejor opción.

Del mismo modo, la terapia de pareja está encaminada principalmente a dos objetivos, primero a terminar con las sospechas irracionales de infidelidad, y la segunda a modificar aquel comportamiento orientado a verificar las sospechas: seguir, controlar a la pareja, tienes que recodar que, tras los celos patológicos, se esconde un sentimiento de inseguridad y de inferioridad que debes trabajar con la ayuda de un especialista.

Por tanto, siempre y cuando sea posible, a lo largo del proceso se recomienda la implicación del otro miembro de la pareja para mejorar las habilidades de comunicación y aprender estrategias de resolución de conflictos que permitan conseguir una convivencia en armonía.

         Finalizando, debes de tomar en cuenta que los celos son el camino más rápido, para que tu pareja se fije en otra persona, recuerda que estas a tiempo de no caer en relaciones tóxicas, debes entender que te eligió a ti y el amor puede que dure toda la vida, solo que debes cosechar la paz y la confianza en tu relación.

WhatsApp ¿Deseas agendar una cita?