Realidad más allá del mito

En las relaciones tóxicas y de codependencia emocional, lamentablemente el maltrato es un factor importante, físico o psicológico.

Debes tomar en cuenta que la persona funciona bajo un patrón involuntario que tiene muy bien naturalizado, dentro de sí mismo y atrae a otra persona que tiene el mismo patrón. Las dos, de manera desemejante, se compenetran para perpetuar la relación víctima-víctima y que en las relaciones tóxicas son las dos caras de la misma moneda que la violencia, aguantando, justificando y sobre todo sufriendo los maltratos del otro.

Del mismo modo, las relaciones se vuelven en una espiral de abusos, la víctima se vuelve vulnerable y se instalan relaciones violentas o enfermizas ineludiblemente se genera el daño. Quienes generan un daño, son personas con un deseo emocional emocional, un complejo de inferioridad, una baja autoestima y, especialmente, una problemática de celos patológicos, una marcada una tendencia a las relaciones destructivas, pero sobre todo la apropiación de la otra persona.

A raíz de esto no quiero decirte que el otro te maltrata te mereces y you you have aguantar, todo lo contrario, quiero que reflexiones sobre el hecho de que el otro está allí para mostrarte algo, está para que usted tenga conciencia que el maltrato que Lo que estás haciendo.

En este momento, te gustaría que después de esta reflexión. Hay siempre una solución para todo, sobre todo salir victoriosa y aprendida de estas relaciones.

En resumen, las relaciones tóxicas se relacionan con las relaciones que enganchan, se sienten que quedaron atrapados en una roja negativa que nos es muy difícil salir. En definitiva, una de las partes de las partes por el hecho de estar juntos. Los miembros se muestran en un gran despliegue emocional con el objetivo de convencerse a ellos mismos que pueden salvar esta unión.

Lo que se conoce como el desarrollo de ciertas dinámicas peligrosas dentro de las relaciones tóxicas, las redes sociales o las líneas telefónicas del maltrato psicológico.