En primer lugar, una correcta higiene antes del sexo, es imprescindible con la pareja. Tanto el hombre, como la mujer deben asear sus áreas genitales de forma sistemática y rutinaria.

Una limpieza suplementaria es aconsejable, pero no es obligatoria, ya que algunas personas prefieren sentir el olor íntimo, que el aroma de los jabones, de hecho, los hombres suelen estar más excitados que las mujeres por los olores sexuales. Se debe tomar en cuenta que la higiene no solo influye en lo agradable que pueden ser las relaciones sexuales, también en su seguridad. Existen determinados hábitos que pueden ayudar a reducir el riesgo de contagios de enfermedades de trasmisión sexual.

Entonces, El cuidado, la higiene y las relaciones sexuales, son importante elementos para disfrutar de una salud sexual satisfactoria, tanto para los hombres como para las mujeres.

Es conveniente que las personas, y especialmente los jóvenes conozcan hábitos de higiene fundamentales entre los cuales debes conocer la importancia de este tema, por eso detallo algunas medidas que debes tomar en cuenta a la hora de tus relaciones íntimas.

Aunque no se tenga planeado tener sexo anal, la higiene íntima debe realizarse de igual forma. Es necesario secarse bien después de la limpieza, puesto que la humedad puede provocar alguna infección.

Mujeres, podrían tomar en cuenta que el lavado vaginal no sólo es ineficaz anticonceptivamente, sino altamente no recomendable, debido a que destruye la flora vaginal aumentando los riesgos de infección.

Por otra parte, Chicos, es muy recomendable ir al baño después del acto sexual, ya que el paso de la orina impide el desarrollo de bacteria y puede ayudarlos a prevenir la cistitis y la uretritis y en dado caso que tenga dificultad de hacerlo se recomienda tomar un vaso con agua.

Es muy importante destacar, que hay muchas mujeres que hoy en día piensan que la esperma es algo sucio; sin saber que es absolutamente aséptico, es decir, estéril, de hecho, se puede pasar toda la noche con esta sustancia en la vulva sin repercusión alguna. Mientras tanto el hombre, por su parte, también puede quedarse tranquilo, las bacterias que proviene de la vagina no perjudica al sexo masculino.

En particular, si se da el caso de las personas que les gusta realizar relaciones sexuales durante la menstruación, es preferible realizar rápidamente una limpieza, ya que la sangre es un medio favorable para el desarrollo de los microbios.

Cabe acotar, que para una limpieza el agua con un poco de jabón es lo más práctico que existe, pero ¡cuidado!, no deben utilizar jabones con espermicidas locales, ya que al contacto con el agua estos productos se vuelven inactivos.

En conclusión, no olvides que cualquier secreción extraña debe ser consultada con algún especialista. Considera que proponerse una higiene personal adecuada, es una manera más de mostrar afecto a ti mismo y a tu pareja.

WhatsApp chat