Amor o descubrimiento.

Desde el inicio de la pubertad todo lo relacionado con lo sexual se convierte en cierta parte en algo prestigioso en la adolescencia. Entre los chicos, el más osado contando chistes verdes, el que maneja más información, quien haya visto determinadas películas o a más personas desnuda, el que ante se masturbe, el que lo haga más veces, ese sería el individuo que seguir. Así se mueven los adolescentes en cuanto a estos temas.

De la misma forma, la percepción que habitualmente tienen los pubertos sobre la actividad sexual de sus iguales, “es que todos hacen menos yo” muchos creen que no cumplir con este patrón de conducta, sobre la actividad sexual seria la anulación total de su entorno, entonces eso explica regularmente su comportamiento.

Por otra parte, en esta edad surge un nuevo fenómeno al que se le llama enamoramiento que, aunque es vivido y sentido de una manera individual y única, junto a el aparecen el deseo y la atracción. Entonces, el deseo seria la energía base, la necesidad de satisfacciones eróticas y la atracción es la dirección que toma el deseo. se habla de algo más que una necesidad y no vale todo para calmar esa necesidad. Desde luego, la atracción está influenciada por la propia orientación del deseo, la preferencia personal, las experiencias anteriores y no menos importante la cultura.

En pocas palabras, el enamorarse supone deseo sexual para el adolescente, aunque no es necesario que se viva de modo explícito (amor platónico) y atracción. En este momento la persona a la que se dirige el deseo y la atracción se convierte en única, insustituible y exclusiva. Este fenómeno pasa a convertirse en el eje central de la vida psíquica del puberto.

En otras palabras, se tiene que decir que los adolescentes empiezan su vida sexual a edades muy distintas y dependiendo de la actividad sexual que se trate. Ejemplo: ya muchos tienen experiencia en la masturbación, mientras que otros en la actividad coital sexual acceden aproximadamente ante los catorce años.

AsÍ mismo, tener relaciones sexuales es una decisión personal, pero en la adolescencia puedes ser una etapa muy vulnerable, de mucha presión por parte de su entorno. Este fenómeno se ve influenciado por la facilidad en el uso de la tecnología y acceso a varios estímulos como redes sociales, videos eróticos que estimulan a nuestros adolescentes a iniciar su vida sexual a muy temprana edad, sin considerar las consecuencias que el hecho conlleva.

Esto hace que muchos adolescentes se sientan presionado a iniciarse sexualmente ya que la mayoría lo practica y se hace ver como un acontecimiento tan común y normal que hasta se invisibilizan de las consecuencias. Si alguien se mantiene virgen entre los adolescentes puede volverse víctima de burla, alejamiento y sobre todo de ataques constante hasta llegar a bajar su autoestima, su confianza y en algunos casos conducir al suicidio.

Ahora una pregunta que se hacen todos los padres ¿Es bueno o malo tener relaciones sexuales en la adolescencia? Eso todo depende de cada familia, la educación, los valores, las aspiraciones del adolescente ya que todo esto influye en la percepción que se tiene del sexo. “Hacerlo” es una de las decisiones más importante que se toman en la vida, por lo tanto, llegado el momento se debe valorar si te sientes preparado no solo en el aspecto físico, sino también en el emocional, ya que esto de alguna forma va a transcender de manera positiva o negativa en sus relaciones de pareja.

Algo que se debe tener presente es que le valor de una persona no viene dado por la relaciones sexuales, más bien esto sería algo impuesto por esta población juvenil, y que tanto hombres y mujeres no deben sentirse presionado por algo que no quieren hacer, más bien si tienen que esperar para estar preparado y disfrutar de una de las experiencia más bella que puede tener el ser humano, cuando existe la seguridad, el amor y la confianza en las relaciones vendrán los recuerdos más bonitos en su vida.

¿Qué puede pasar si finalmente decides tener relaciones sexuales?

Te expones a tener un embarazo no deseado, también puedes adquirir enfermedades de transmisión sexual o VIH, pones en riesgo tu salud mental, pues el sexo no es solo el contacto de dos cuerpos, de la misma forma, involucras emociones, sentimientos.

Por lo que es necesario tener cierta madurez emocional, de lo contrario puede surgir sentimientos de culpa por haber traicionado los valores, la confianza de los padres, o por haber tenido relaciones con una persona con la cual no existió una conexión emocional.

Para finalizar, no se tomen este tema a la ligera y hacerlo porque la los demás lo hicieron, pues el sexo debe ser una expresión de amor y no una obligación, si aun te queda duda al respecto, busca información con personas de tu confianza como tus padres, hermanos y tíos (siempre y cuando sean adultos responsables), de igual manera especialista de la salud, ellos podrían darte un consejo que clarifiquen tus ideas.

 

 

 

WhatsApp chat