Mas que un contacto físico

Un beso es más que un beso. Un beso ante todo es un intercambio crudo de información que puede revelar en pocos segundos si somos o no genéticamente compatibles con nuestros pretendientes, si merece la pena esa relación o si hay que pasar la página y seguir en la búsqueda.

Hay muchas fuerzas que pueden conectar románticamente a dos personas. Pero el beso es muchísimo más que un acto de amor o una forma de socializar. Mediante este simple acto, desarrollas todo un mecanismo neuronal en el que segregas sustancias químicas imprescindibles para tu bienestar físico y emocional como:

  • La oxitocina: Tiene una función muy marcada en el beso ya que por medio de esta hormona desarrollas toda una vinculación con el entorno y la persona que te gusta, creando conductas afectivas y sociales.
  • La dopamina: Este neurotransmisor es muy importante ya que transmite al cerebro la sensación del placer.
  • Endorfinas: Este péptido que segrega todo ser humano provoca bienestar y relajación.

Como se puede apreciar, besar genera una serie de reacciones física que tienen un importante efecto a nivel emocional, pero también psicológico y biológico. Besarse tiene otros efectos, como estimular el pulso, la presión sanguínea, dilatar las pupilas, hacer la respiración más profunda e inhibir el juicio crítico, la reflexión y la prudencia.

Consideremos ahora, que la ciencia resume el beso como una adaptación de carácter biológico. Esto quiere decir que intercambias señales químicas mediante las cuales se evalúa si existe compatibilidad genética o no. Y esto puede ser vinculante a la hora de sentir interés o rechazo por una persona.

Sin embrago, el contacto del beso puede activar mecanismo inconsciente que actúan para evaluar tu compatibilidad genética o tú viabilidad reproductiva con la persona que estas.  Esto hace que las neuronas sensoriales que posees en la altura de los labios entren en acción y envíen mensajes al cerebro, que en unos instantes serán decisivos tanto en los hombres y en las mujeres, aunque ambos valoren de distinta manera el hecho de besarse.

En consecuencia, en el beso hay mucho mas y radica en las diferencias existente en la forma de besar entre hombre y mujeres. En el caso de las mujeres, se libera menos oxitocina por beso, por lo tanto, necesitan mayor cantidad que ellos para sentir sus efectos. Además, parece que por término medio los hombres dan más besos con la boca abierta e incluso con lengua, puesto que tienen testosterona en su saliva, la cual si se suministra durante un espacio de tiempo lo suficientemente prolongado estimularía la libido femenina.

En pocas palabras, el significado de un beso para un hombre es la posibilidad de una relación sexual, pero para la mujer tiene un significado emocional relacionado con el nivel de compromiso a largo plazo que le demuestra el hombre.

Además de la parte biológica del acto de besar, también está la parte psicológica, donde también se producen cambios positivos:

  • Renueva la confianza y el vínculo afectivo existente entre las personas, ya sea familiar, pareja, amistad, etc.
  • Fortalece la relación de pareja, puesto que les recuerda que son algo más que compañeros de piso y aumenta el romanticismo y el deseo.
  • Produce felicidad. Como hemos visto antes, al generar las sustancias químicas se produce una fantástica sensación de placer y bienestar.
  • Aumenta la autoestima. ¿A quién no le gusta sentirse querido, importante y valorado? Es lo que se recibe cuando nos besan y lo que transmitimos al besar.
  • Reduce el estrés y la ansiedad debido también a esas sustancias químicas segregadas. Si tienes un mal día, ¡da muchos besos!
  • Y es que, se mire por donde se mire, besar es muy positivo en todos los sentidos, tal y como afirma la psicobiología del beso.

En resumen, Un beso es el fin de una historia, pero el comienzo de otra. Antes de un primer beso están la insinuación, el conocer a la persona y crear una conexión, pero cuando los labios se juntan esa conexión se reafirma (o se derrumba) y la relación pasa a una nueva etapa en la que los besos son parte esencial, una mezcla de rutina y sorpresa, pues cada beso, sin importar cuanto tiempo pase, siempre es diferente.

Un beso hace que el corazón vuelva a ser joven y borre los años.

WhatsApp ¿Deseas agendar una cita?