AMARSE ES LA APERTURA DE UN ROMANCE PARA TODA LA VIDA

Vamos al encuentro contigo mismo.

Últimamente las personas vivimos diariamente acontecimientos o situaciones que implican y ponen en juego la capacidad de amarse a sí mismo. Ya que nos toca vivir con el estrés y gestionarlo, en este ajuste con el organismo y el medio, a veces nos perdemos o no nos encontramos en nuestra dimensión emocional, corporal y mental.

De igual forma, el primer objetivo que debemos tener en cuenta para el encuentro con nosotros mismos es terminar con nuestra lucha interna que nos conduce a gastar energía y se convierte en una forma de vivir, amar y sobre todo se vuelve una constante repetición de patrones negativos, para esto es necesario el perdón y sobre todo querer salir del agujero donde nos encontramos.

Con respecto al amor propio, deberíamos de entender que es el músculo principal que debemos ejercitar a la perfección y en cada momento. Aunque más que una acción, es un estado mental y emocional de todos los seres humanos. El amor propio es importante para vivir bien. Influye en la forma en que nos relacionamos con los demás, en la imagen que proyectamos en el trabajo y en el modo en que hacemos frente a los problemas.

Por otra parte, debemos entender que el amor es uno de los sentimientos más importantes en la vida de cualquier persona, sin embargo, es conveniente no asociar el amor únicamente con las relaciones de alteridad sino también, con el vínculo que todo ser humano establece consigo mismo. Y de allí parte el amor propio, ya que es muy frecuente que la personas tengan una distorsión a la hora de practicarlo creyendo que, tener un cierto poder adquisitivo, ser popular y tener la capacidad de resultar atractivo, es una forma de amarse a sí mismo.

Dicho lo anterior, es hora del encuentro con el amor propio, de hacer a un lado el descuido que puedas tener en tu vida, de tomar decisiones asertivas en cuanto a tu manera de hacer las cosas, dejar de victimizarte, minimizarte o pasar la página cuando el dolor está allí latiendo como si fuese el corazón.

Deseo subrayar que, el amor propio es una fase que no admite dudas, tiempos de debilidad o menos aún situar su fulgor en bolsillo ajeno para perder nuestra dignidad. Este ligamento psíquico exige cuidados y crece mediante acciones que nos hacen madurar, cuando actuamos, por ejemplo, de manera inteligente protegiendo nuestros valores e intereses, cuando empezamos a aceptar mucho mejor nuestras debilidades como seres humanos y nuestras fortalezas, de esta manera, tenemos menos necesidad de explicar nuestras carencias.

Estamos a su vez ante un estado que nos hace sentir compasión por nosotros mismo como seres mismo como seres humanos luchando por encontrar un significado personal, Gracias a ellos estamos más centrando en nuestros propósitos y nuestros valores, los mismos que esperamos cumplir a través de nuestros propios esfuerzos.

En resumen, Ser agradecido contigo como ser viviente que tiene lo necesario para lograr cosas maravillosas, capaz de querer y aceptar tus “Defectos y virtudes” por igual. Ocuparse de sí mismo, postergarse en sí mismo, estar en sí mismo como en una fortaleza militar, donde sabes que no cualquiera podrá burlar para conquistar lo que por tanto te ha costado aceptación, aprendizaje y madurez. Es entonces cuando desgarramos por completo todo sentimiento negativo, que se expresa lo divino… lo que se encuentra en el interior de sí mismo.

Para finalizar, recuerda quién eres tú, como deseas vivir, y que siempre por muy dura que sea la vida el amor propio es la opción para salir de esa oscuridad siempre y cuando tengamos el respeto hacia nosotros mismos.

WhatsApp ¿Deseas agendar una cita?