Últimamente hemos escuchado hablar cada vez más sobre diversos tipos de relaciones como el poliamor o las relaciones abiertas, sin embargo, estamos muy acostumbrados socialmente a las relaciones monógamas y desconocemos o dudamos de otros tipos de relaciones.

Las relaciones monógamas, como muchos las conocemos porque es la relación más común en la actualidad. Significa tener una relación con una sola una pareja en la que hay un vínculo sexo afectivo y tienen el acuerdo fundamental de la honestidad y la fidelidad entre esas dos personas.

En las relaciones abiertas, comúnmente se tiene el acuerdo de poder tener relaciones sexuales con otras personas. Las relaciones abiertas son tan abiertas como las personas lo decidan, puede ser una pareja como un noviazgo o matrimonio que decide tener encuentros únicamente sexuales con otras personas, pero mantener su vínculo sexo afectivo dentro de su relación. Se pueden tener tantos acuerdos como las personas lo decidan, pueden acordar contarse o no de las otras personas con las que se relacionan, o no relacionarse con personas conocidas a su círculo, etcétera.

Sin embargo, la honestidad en todo tipo de relación es importante, por lo que es fundamental que todas las personas involucradas deben estar enteradas y de acuerdo con que se encuentren en una relación abierta.

El poliamor es un tipo de relación en la que se mantienen relaciones amorosas y sexuales de manera simultánea con varias personas y todas con el pleno consentimiento de lo que ocurre. Comúnmente pueden ser relaciones estables y duraderas. Los acuerdos son muy importantes también, la transparencia entre las personas y la honestidad son características importantes.

Por otra parte, hay personas que consideran que este tipo de relaciones pueden ser problemáticas, pero parece que realmente los problemas radican en el rompimiento de acuerdos, por ejemplo, cuando una pareja monógama rompe el acuerdo de la fidelidad, entonces, tampoco tiene algo de malo aceptar que otras personas pueden gustarnos y hacerlo de manera honesta a través de las relaciones abiertas o poliamorosas, siempre que cumplamos nuestros acuerdos.

Lo que importan son nuestras decisiones y nuestros acuerdos

Es importante reconocer que no hay nada malo en cualquiera de estas relaciones, cada uno tiene el derecho de elegir qué tipo de relación quiere para sí mismo y si es algo nuevo que intentamos, debemos informarnos sobre tema. Habrá personas que no estén de acuerdo con nosotros o en general con otro tipo de relaciones, pero ellas ya tomarán su decisión sobre sí mismas.

Smiling Women and Men Sitting on Green Grass

¿Cómo llevar una relación abierta o poliamorosa?

No hay una fórmula sobre cómo llevarla, esa se irá dando con la convivencia, sin embargo, algo común cuando se habla de relaciones abiertas, es el miedo a que la persona se enamore de otra, pero la posibilidad de que nuestra pareja se enamore de alguien más puede existir de cualquier forma, lo importante es comunicarnos en todo momento para saber cómo se encuentra nuestra pareja y cómo se siente y sobre todo ser honestos. Es fundamental que las decisiones se tomen desde relaciones sanas y no enfermizas, hacerlo por convicción y no por obligación o porque sintamos que nos dejará la persona si no aceptamos, es importante establecer acuerdos y cumplirlos y reconocer que puede haber celos, pero expresarlos de forma saludable con nuestra pareja y ver qué se puede hacer con eso. Cualquier tipo de relación puede ir modificándose con el tiempo a través de la comunicación de los involucrados.

WhatsApp ¿Deseas agendar una cita?